Angélica Fuentes

Angélica Fuentes

Category

Blog

Home / Blog
"una
Blog

UNA MIRADA AL MAYOR RETO DE SER MUJER

Toda mujer está dotada de cualidades y capacidades únicas que nos permiten distinguirnos y desarrollarnos hasta alcanzar todas las metas que nos fijamos.

No obstante, ninguna tiene una guía para convertirse en mamá, aunque, llegado el momento, siempre encontramos la fuerza y sabiduría necesarias para salir adelante del mayor reto de nuestras vidas.

Ser mamá y entregarse en cuerpo y alma a los hijos es una decisión que cada mujer debe asumir; sin embargo, como sabemos, décadas atrás no había elección. Afortunadamente, los tiempos cambiaron y ahora tenemos la oportunidad de elegir entre ser madre o el camino profesional, pero también existe una tercera opción a partir de la combinación de ambas facetas.

El poder de la elección constituye un derecho fundamental, aunque, lamentablemente, también existe otra realidad, porque existen millones de mujeres sin la posibilidad de tomar otro rumbo.

Por mucho tiempo creímos que la posibilidad de elegir implicaba tomar una opción a costa de la otra, pero era un completo error. Ser mamá es un impulso natural y un anhelo legítimo, al igual que convertirse en una profesional exitosa es un derecho ganado a pulso.

Cruzar el umbral de convertirse en mamá al tiempo que se trabaja es complicado, pero no debe representar un obstáculo. ¡Por supuesto que se puede cuidar a los hijos y alcanzar el éxito profesional al mismo tiempo!

Como una empresaria y mujer comprometida tanto con el cierre de la brecha de género como con el empoderamiento femenino, puedo manifestar que es posible recibir la maternidad envuelta en una sólida carrera profesional. No es fácil, pero, en definitiva, nuestro amor propio y a nuestros hijos puede anteponerse a cualquier adversidad y sacarnos adelante.

En medio de este contexto, encontré que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reveló que la participación económica femenina aumentó en la región desde los años 80, principalmente entre las mujeres de 25 a 34 años y de 35 a 44 años, lo que nos demuestra esa insistente necesidad de romper paradigmas y establecer nuevas condiciones de vida.

Y, por si esto no fuera poco, desde el año pasado debemos sumar el factor de la pandemia. Con la llegada del Covid-19 y el cambio en los esquemas laborales, un estudio en Estados Unidos, de la consultora McKinsey y la Fundación Lean In, demostró que una de cuatro madres que trabajan pensó en reducir su jornada laboral e incluso dejar su empleo. En tanto, aquí en el país, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reveló que las mujeres incrementaron el tiempo que destinan al hogar y a sus hijos, pasando de entre dos y cinco horas diarias, a siete horas.

Como podemos darnos cuenta, al final son números y datos fríos, pero si se traducen en sentimientos, sólo reflejan el gran amor y dedicación que como mamás ofrecemos las mujeres hacia nuestros hijos, porque nunca son suficientes el amor, los cuidados y las enseñanzas.

Para mí, mis hijas Valentina y Mariaignacia representan mi máximo orgullo, un milagro que me cambió por completo: me reconstruí como mujer y como profesional, al tiempo que descubrí una fuerza en mí que no sabía que existía.

Entendí que lo primordial era encontrar espacio y tiempo. Y se lo digo a todas las mujeres que viven en la disyuntiva de inclinarse por continuar su camino profesional o dedicarse de lleno a sus hijos: ¡Es posible encontrar un balance y, además, tener éxito en ambos rubros!

"mujeres
Blog

FOMENTEMOS Y VIVAMOS LA SORORIDAD

La sororidad es “la relación de solidaridad entre las mujeres, especialmente en la lucha por su empoderamiento”, de acuerdo con la Real Academia Española, que hace apenas dos años decidió incluir la palabra dentro de su vocabulario.

Por el contrario, la palabra masculina, fraternidad, tuvo su aparición en la RAE en 1732.

¿Por qué una palabra con tanto poder y que debería ser esencial lleva tan pocos años en los reflectores de nuestra vida? ¿Es la sororidad algo nuevo?

La sororidad se encuentra en la naturaleza desde antes de la vida humana. Hay plantas, como la monstera, que para poder alcanzar la luz y seguir creciendo abren agujeros en sus hojas que les permiten a sus hermanas más pequeñas recibir los beneficios que la selva da a las plantas para que crezcan sanas y frondosas.

Es así como esta planta logra alcanzar hasta 20 metros de altura, gracias al espacio que abre para que las hojas que vienen detrás puedan recibir la luz que necesitan para crecer y, juntas, poder alcanzar el punto más alto.

Al igual que las plantas, hay especies de animales e insectos que no existirían si no fuera gracias al trabajo entre hembras. Las abejas no sólo viven alrededor de una reina, sino que casi toda la población de abejas está compuesta por hembras.

Todas trabajan juntas como un ejército liderado por la matriarca, para alimentarla y mantener la colmena.

La naturaleza nos ha enseñado el camino. No puedo dejar de pensar que esa clase de empatía, de procuración, de cuidado y de misma sororidad debe estar presente en nuestra naturaleza como mujeres.

Actualmente, la mayoría de las sociedades viven regidas por la supuesta e impuesta autoridad de los hombres.

El patriarcado es un sistema de organización social tan mayoritario como desigual.

Las mujeres hemos decidido alzar la voz para enfrentar estos estereotipos que tanto daño han hecho a la sociedad y a la construcción de un futuro más equilibrado. Es gracias al ejemplo de miles de mujeres que la palabra sororidad toma un tono representativo en la vida moderna.

Cada día son más las mujeres que abren camino donde antes no figuraba la presencia femenina. Hoy somos testigos de los logros que han alcanzado las mujeres en política, negocios, deportes, tecnología e incluso en lugares donde nunca las hubiéramos imaginado, como la milicia, tal es el caso de Usha Kiran.

Debemos fomentar la sororidad, juntas somos dinamita.

Se necesita compasión, empatía, dejar a un lado la individualidad. Nos toca ser mujeres más modernas y entender que nadie es más ni menos. Somos quienes somos y caminamos el mismo camino de diferente forma: cada una debe entender que el éxito de una también lo es para muchas.

La vida se trata de inspirar a que los demás despierten en su ser. Una puerta que abre una mujer exitosa es el camino por el que pasan muchas más.

¿Quién más deberá procurar nuestro desarrollo, ya sea personal, familiar, profesional? ¿Quién más que nosotras?

No quiero decir con esto que no aceptemos o brindemos ayuda a nuestros compañeros, porque no estamos solas.

No es una cuestión de cerrarnos ante lo que nos rodea, la empatía no es una cuestión de género. Es sólo que ahora, en los tiempos en que vivimos, es necesario voltear a vernos entre nosotras, cuidarnos, procurarnos y ayudarnos.

Seamos como la hoja de una monstera para que cuando nos encontremos en lo alto siempre permitamos dar paso a la luz para que otra mujer pueda recibirla y crecer. Trabajemos porque siempre haya otra mujer permitiendo que la luz pase por ella y llegue hasta nosotras. ¡Juntas somos más fuertes!

Columna publicada originalmente en El Universal

"Una
Blog

NECESARIA MAYOR INTEGRACIÓN DE MUJERES EN LAS TIC

México, 23 de abril.- A propósito del “Día Internacional de las Niñas en las TIC” que se celebra el cuarto jueves de abril desde hace una década, la empresaria mexicana Angélica Fuentes Téllez destacó como urgente y necesario que, haya mayor participación de las mujeres en las TIC sobre todo por la relevancia que han adquirido estas ciencias tras la aparición del Covid-19. 

La también impulsora y promotora del emprendimiento femenino, señaló que las TIC se encuentran como base de diferentes rubros que están reconfigurando las nuevas dinámicas globales, no solo en el campo de la medicina, sino en otros tan relevantes y de gran trascendencia mundial como la economía, la robótica, las finanzas, los medios masivos de comunicación, entre otros. 

“Existe una brecha muy notoria en el papel que desempeñan las mujeres que están inmersas en las TIC. Por ejemplo, en las empresas relacionadas a rubros de tecnología, solo el 6% de los CEO´s son mujeres; además, yacen otros datos lapidantes como que, en los Consejos Directivos de empresas de esta misma naturaleza, solo hay presencia del 19% de mujeres, y estas, perciben un salario 20% menor al de sus colegas masculinos” explicó Angélica Fuentes. 

Asimismo, refirió que aún es muy bajo el porcentaje de mujeres que se gradúan en alguna carrera relacionada a las TIC (3% hasta 2019, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO), lo que se refleja en una menor participación femenina en disciplinas relacionadas con la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, las cuales se asocian culturalmente con mayor arraigo a los hombres. 

“Actualmente, tras la aparición de la pandemia y sus subsecuentes consecuencias, las TIC desempeñan un rol de mayor trascendencia en las principales actividades de la humanidad, como son la comunicación a distancia, el desarrollo médico, la inserción al entorno digital, el desarrollo de soluciones tecnológicas, por mencionar solo algunas; de modo que, las mujeres necesitan estar más inmersas en estos campos” detalló la empresaria mexicana. 

Angélica Fuentes subrayó cómo prioritario que la mentalidad en niñas y jóvenes cambie, porque desde ese punto será cómo se pueda dar un giro a la integración y participación de las mujeres en el ámbito de la tecnología y las comunicaciones. 

“Se tienen que romper muchos estereotipos y obstáculos que impiden a las mujeres tener injerencia en el rubro de las TIC. Necesitamos que los modelos de mujeres que ya se encuentran en posiciones estratégicas funjan como modelos a seguir e incentiven a las niñas a incursionar en disciplinas que regularmente no tendrían su atención, porque de esa forma en algún punto será más sencillo romper los techos de cristal” concluyó Fuentes Téllez.  

Este texto fue publicado originalmente por Milenio el 23 de abril de 2021.

"equidad
Blog

VISIBILIDAD A LIDERAZGO FEMENINO PARA EQUIDAD SALARIAL

Ciudad de México, 15 abril.- Aún cuando la brecha de género persiste a nivel global, las mujeres insisten en abrirse paso a la hora de emprender y de ocupar puestos de alto nivel, lo que de acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), lleva a más del 60% de las compañías que promueven la equidad de género, a aumentar transversalmente sus beneficios y esto contribuiría a la equidad salarial entre géneros.

Al respecto, la empresaria y activista por los derechos de la mujer Angélica Fuentes Téllez, ha sido enérgica al señalar que dar visibilidad a casos de éxito empresariales que son liderados por mujeres, permitiría avanzar en materia de equidad salarial, aspecto que asegura sigue pendiente.

Y es que de acuerdo con el Informe Mundial sobre Salarios 2019/20, la brecha salarial de género sigue siendo una problemática sin atender pues a nivel global, las mujeres perciben en promedio 20% menos salario en comparación con los hombres. En el caso de México, la brecha es del 15.6%. 

La igualdad salarial entre mujeres y hombres, ha sido incluido como un aspecto fundamental para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU. Sin embargo, el avance es lento pues tan solo en el caso de México, las mujeres ganan en promedio un salario equivalente al 77% del total que reciben los hombres aún cuando desempeñan las mismas labores”, explica Angélica Fuentes. 

Equidad salarial, posible impulsando el liderazgo femenino

Angélica Fuentes que se ha desarrollado en las inversiones de impacto, y es considera como una de las mujeres más influyentes del ecosistema emprendedor en la región de América Latina, precisa que al impulsar el liderazgo femenino se promueven valores adicionales que contribuyen al empoderamiento del sexo femenino, desde la infancia.

“Tanto los prejuicios como la influencia sociocultural, nos han orillado a sentir que como mujeres, somos más propensas al fracaso. Esa es una creencia que podemos erradicar de una sola forma: emprendiendo, activándonos, poniendo en marcha nuestros proyectos”, asegura Angélica Fuentes. 

Asimismo, hace énfasis en que para que más mujeres obtengan el impulso que necesitan al momento de emprender, hace falta hacer visibles los logros de quienes ya ocupan puestos de alto nivel, y el impacto que han tenido en las industrias donde se desarrollan. 

“Existen múltiples informes y estudios en los que se ha comprobado que los liderazgos femeninos tanto en emprendimientos como en empresas consolidadas, contribuyen a generar una cultura empresarial saludable. Cualidades como la creatividad, planificación, innovación, gestión y negociación son aspectos en los que destacan los equipos liderados por mujeres. La disparidad salarial entre mujeres y hombres, no es una cuestión vinculada a la falta de capacidades, es un mal sociocultural, por lo que nuestra labor debe enfocarse en dar paso a más mujeres para generar referentes que permitan a otras mujeres animarse a dar un paso hacia la independencia económica y buscar puestos de alto rango”, puntualizó la empresaria. 

Actualmente, Angélica Fuentes promueve a través de plataformas como Muvop y BanQu, la inclusión financiera y empoderamiento femenino en todos sus niveles. 

cuestiónvinculadaalafaltadecapacidades,esunmalsociocultural,porloquenuestralabordebeenfocarseendarpasoamásmujeresparagenerarreferentesquepermitanaotrasmujeresanimarseadarunpasohacialaindependenciaeconómicaybuscarpuestosdealtorango”,puntualizólaempresaria.Actualmente,AngélicaFuentespromueveatravésdeplataformascomoMuvopyBanQu,lainclusiónfinancierayempoderamientofemeninoentodossusniveles.

"gente
Blog

PENDIENTE ATENDER EQUIDAD EN INCLUSIÓN FINANCIERA

Para la empresaria mexicana Angélica Fuentes Téllez, la equidad en materia de inclusión financiera en América Latina es una asignatura que permanece pendiente, aun cuando se considera un factor clave para reducir la pobreza e impulsar la prosperidad socioeconómica. 

La también inversionista e impulsora del emprendimiento femenino, reconoció los avances en materia de inclusión financiera en Latinoamérica, sobre todo aquellos forzados por la pandemia; sin embargo, subrayó que los rezagos son palpables, al menos así lo reflejan organismos internacionales como el Banco Mundial y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF, por sus siglas en inglés), que establecen que poco menos de la mitad de latinoamericanos (45%) no tienen acceso a ningún producto financiero.

“La realidad se agrava cuando observamos las brechas existentes en materia de equidad de género, que imposibilitan o incrementan los obstáculos para que las mujeres puedan tener acceso a servicios financieros y/o de la banca”.

“En este sentido, en comparativa entre nuestra región y el resto de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) podemos observar un umbral de diferencia” detalló la empresaria

América Latina con rezago en inclusión financiera

Datos del Global Findex del Banco Mundial con respecto a la inclusión financiera en el mundo, develan que en los países de América Latina y el Caribe, de cada 100 personas mayores de 15 años, sólo 49 son titulares de una cuenta, mientras solo 11 cuentan con un ahorro formal por 10 con la posibilidad a un crédito formal. 

Por lo anterior, Angélica Fuentes explicó la responsabilidad que debe adquirir la Iniciativa Privada y gobiernos, al momento de diseñar sus estrategias, modelos y soluciones en materia monetaria y de bancarización, priorizando el factor de equidad dentro de la inclusión financiera.  

“Parafraseando a diversos actores financieros a nivel global, establezco que efectivamente la inclusión financiera no se limita a que una persona (en este caso las mujeres) tengan acceso a una cuenta bancaria, ya que va más allá. Y para que esto sea posible, es necesario una revalorización de la fuerza laboral femenina, así como del trabajo no remunerado; incrementar el acceso a la educación financiera; y otorgar confianza en la capacidad de emprendimiento y liderazgo que puedan mostrar las mujeres en cualquier ámbito” destacó Fuentes Téllez. 

Angélica Fuentes propone romper patrones socioculturales para inclusión financiera

La empresaria sostuvo que, iniciar por romper los patrones socioculturales luce como la ruptura de un paradigma aletargado por años, y que podría significar el inicio idóneo para establecer condiciones de igualdad en materia financiera, lo cual no ha ocurrido en América Latina, en contraste con otras regiones, principalmente en algunos países de Europa, Norteamérica y Asia-Pacifico.  

“Considero que las mujeres hemos llegado a un punto en el que nuestra participación resulta fundamental para las economías nacionales, y quienes tienen injerencia en decisiones importantes abonan haciéndolo bastante bien. Creo que la mujer ha demostrado que tiene la capacidad de generar su propia riqueza, administrarla, invertirla e incluso aportar al establecimiento de nuevas cadenas de valor y la creación de nuevas fuentes de empleo” finalizó Angélica Fuentes Téllez.

Esta nota fue publicada originalmente por SDP Noticias el 6 de abril de 2021.

"diversidad
Blog

¡NOSOTRAS TAMBIÉN PODEMOS!

Apenas terminó marzo y, con él, la conmemoración del 8M, un día en el que millones de mujeres alrededor del mundo expusimos y exigimos nuevamente el lugar que merecemos dentro de la sociedad.

No podemos permanecer como observadoras en espera de que las cosas sucedan. Tenemos una voz, ¡debemos usarla!

Las voces lo que claman no es otra cosa sino las posiciones que hemos ganado por nuestra capacidad, habilidades e inteligencia, porque ya no se trata sólo de que se nos respete y valore, pues eso debe ser inherente al rol que desempeñamos.

Es necesario otorgar valor a aquellas mujeres que, contra todo, logran alcanzar sus metas, pero que no se detienen ahí, sino que siguen empujando sus capacidades para convertirse en un referente o un agente disruptor de cambio.

Y desde ese punto es donde debemos partir para encontrar el reconocimiento de la sociedad: tenemos que ser nosotras las que sepamos valorar e incluso tomar como ejemplo lo que hacen otras mujeres, porque solo así estableceremos un parámetro igualitario entre los logros y méritos de ambos sexos.

Tomemos el ejemplo de la empresaria estadounidense Whitney Wolfe, quien, a través de Bumble, su app de citas, se convirtió en la multimillonaria más joven del mundo y en la directora Ejecutiva más joven, con sólo 31 años, en sacar una empresa a la bolsa de Estados Unidos. Su historia de ascenso nos demuestra que triunfar no es cuestión de dinero, sino de voluntad, de un deseo irrefrenable por
lograr metas.

Detrás de toda historia de éxito empresarial siempre se encuentra una base de emprendimiento. Whitney Wolfe inició joven, cuando se encontraba terminando sus estudios universitarios. La marca de ropa Tender Heart y una organización sin fines de lucro que vendía bolsas de bambú orgánico para apoyar a la Ocean Futures Society fueron sus primeros pasos.

Años después llegó el movimiento que lanzó su carrera. Se convirtió en cofundadora de Tinder; sin embargo, ahí experimentó lo que millones de mujeres padecen todos los días: acoso y desigualdad.

Eso no la detuvo. Wolfe bien pudo haberse quedado con ese éxito fugaz y una experiencia amarga por lo acontecido, pero no fue así.

Demostró una vez más que su capacidad, su visión y compromiso con la equidad de género estaban sobre todos los obstáculos y retos que se le interponían. Fue así como, en 2014, creó Bumble. Este emprendimiento no sólo es una muestra de los alcances que se pueden tener cuando hay determinación, también representa el desafío de romper con los estereotipos preestablecidos.

Bumble se convirtió en la competencia directa de Tinder y marcó un hito tanto por su naturaleza como funcionamiento, al darle a las mujeres el control y poder de decisión desde la aplicación para elegir con quién quieren iniciar una relación, lo que de cierta forma, y en propias palabras de Wolfe, “promueve la equidad de género y busca poner fin a la misoginia que todavía afecta a la sociedad”.

¿Qué nos muestra esta historia? Que insistir es la única forma de triunfar, aun cuando parezca que hemos llegado al final. Siempre hay la posibilidad de resurgir, de empezar de nuevo y de contribuir con el empoderamiento femenino y el establecimiento de un marco de condiciones en equilibrio entre mujeres y hombres.

Este texto se publicó como parte de las colaboraciones mensuales de Angélica Fuentes con el diario El Universal

"mujeres
Blog

COVID ARRAIGA DESAFÍOS PARA MUJERES

Hasta el año 2019, México figuraba en la región de América Latina como el país en donde las mujeres enfrentaban las peores perspectivas económicas. A nivel global se ubicó en la posición 124 de 153 naciones, sobre las oportunidades económicas que existían para las mujeres, de acuerdo con un análisis elaborado por el Foro Económico Mundial.

La pandemia de COVID-19  ha agravado ese panorama, arraigando la desigualdad de género y desafíos para mujeres en aspectos como el empleo y la educación que en palabras de la empresaria mexicana Angélica Fuentes Téllez son vitales para generar escenarios verdaderamente incluyentes y equitativos.

“Con el paso de los años, México ha venido arrastrando problemáticas en materia de equidad de género. El confinamiento y cuarentenas que se han dictado en el país para contener la propagación de Covid-19, representaron hasta cierto punto un retroceso a los avances que las mujeres venían logrando en aspectos económicos, educativos y laborales”.

Datos revelados por el Gobierno Federal, señalan que desde el inicio de la pandemia han sido casi dos tercios de empleos los que se han perdido. Todos ocupados por mujeres.

A un año de que el virus del SARS-CoV2 ingresó a México, únicamente el 40% de mujeres en edad laboral cuentan con un empleo, en comparación con el 44% del que se tenía registro hasta antes de la pandemia.

“El desempleo de las mujeres y la falta de educación o programas de empoderamiento empresarial femenino, siguen siendo un enorme desafío para el Gobierno y la sociedad en general. Esa falta de oportunidades y brecha de género tiene un costo económico para el país de casi 25% del ingreso per cápita”, destaca la inversionista mexicana.

Fuentes Téllez que desde hace años impulsa el empoderamiento femenino en todos los niveles y sectores, identifica como un aspecto primordial de la segregación de género existente en el país, a la falta de oportunidades educativas para las mujeres, que al llegar a la edad adulta ven limitadas sus oportunidades laborales y por consecuencia, viven con limitaciones económicas.

“Ser capaz de comprender el panorama financiero actual y tomar buenas decisiones sobre el dinero son habilidades clave para la vida de todos; sin embargo, son esenciales para las mujeres en su camino hacia el empoderamiento. Las investigaciones han demostrado que, a nivel mundial, las mujeres se quedan atrás en la educación financiera, una habilidad fundamental para su desarrollo como individuos autónomos e independientes”.

Fuentes Téllez precisa que el crecimiento económico no es la fórmula mágica del empoderamiento, “las mujeres deben estar bien capacitadas para tomar decisiones financieras. Es imperativo que las iniciativas para empoderar a las mujeres también se centren en garantizar su educación financiera”, considera.

MUVOP busca reducir brecha para mujeres

Ante eso y a través de MUVOP, el último de sus emprendimientos, la empresaria mexicana brinda a mujeres de todo el mundo acceso a programas flexibles de educación financiera que aumenten su autonomía económica, promuevan el espíritu empresarial y las ayuden a desarrollar la capacidad financiera de una manera atractiva e inspiradora. Permitir que las mujeres naveguen por el panorama financiero con mayor comprensión es una forma de empoderarlas para que tomen el control de sus propias vidas; les da confianza para diseñar un proyecto de vida”, señala.

El panorama de la denominada segunda ola de brotes de COVID-19 en México, no es alentador de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que en meses pasados reveló que sería alrededor del 50% de las mujeres las que estarían en riesgo de perder sus empleos y autonomía financiera como consecuencia de la pandemia.

Angélica Fuentes considera que dichas consecuencias serán desproporcionadas y más perjudiciales incrementando los desafíos para las mujeres.

Destaca también como una de sus principales preocupaciones para la era post-COVID, la brecha salarial que también se arraiga en la esfera laboral y que desfavorece al sexo femenino constantemente.

De no actuar en favor de la equidad de género y acortar la brecha de desafíos para las mujeres inmediatamente en todos los niveles, un año de pandemia restaría 25 años de avance en igualdad de condiciones para las mujeres y esto a su vez, generaría un efecto dominó que impactaría directamente en la estabilidad económica, social y familiar del país”, advirtió.

Esta nota fue publicada originalmente en Uno Tv el día 11 de marzo de 2021

"Angelica
Blog

BLOCKCHAIN. LA POBREZA EN EL FUTURO DEBERÍA SER INEXISTENTE

Los avances tecnológicos han reducido la pobreza global de manera significativa en los últimos 100 años. Muchas personas han podido salir de esta situación debido a esto, sin embargo, todavía más de 1.300 millones de personas viven en situaciones precarias. 

Para combatir la pobreza y avanzar hacia un mundo más equilibrado es necesario apostar por la inclusión financiera, ya que ofrece a las personas más libertad para ahorrar y gastar dinero en cómo, dónde y cuándo lo deseen. Desafortunadamente, para las personas de escasos recursos se ha vuelto muy difícil abrir una cuenta bancaria y/o obtener un préstamo para mejorar sus vidas o construir un negocio. No tienen la identificación correcta o no tienen historial crediticio, lo que hace que sea casi imposible acceder a los servicios bancarios. Se puede decir que son invisibles financieramente hablando. Además, una tarifa de transacción de $0.50 dlls en compras con tarjeta de crédito, representa una cuarta parte de los ingresos diarios de quienes viven con $1.90 dlls al día (la pobreza extrema se define a nivel internacional como tener menos de $1.90 dlls para gastar todos los días).

Una sociedad en la que muchos se mantienen en la invisibilidad financiera, en el completo anonimato económico, está destinada a la división y a la inequidad de oportunidades.

Afortunadamente, la tecnología Blockchain está cambiando esto rápidamente ya que permite que múltiples partes interesadas accedan, además de agregar o actualizar, registros en una base de datos compartida. La principal ventaja es que aquellas organizaciones que forman parte de X blockchain siempre tienen una versión única y actualizada de la verdad. Para la industria de servicios financieros, esto reduce los tiempos de liquidación, los costos y los riesgos de fraude y errores y le da una oportunidad a las instituciones de hacer visible a aquellas personas que antes no lo eran.

No hay ventajas en ser invisible. La tecnología de blockchain puede realmente ser un cambio de paradigma para los pobres, especialmente en los países en desarrollo.  Esta realidad es un campo fértil para acciones públicas y privadas en la dirección correcta. Por eso, pensando en no solo ser parte del diagnóstico, sino de la solución, he decidido incorporarme a BanQu, una plataforma global que hace visibles financieramente a las mujeres y hombres invisibles, los que están en la base de la pirámide económica sosteniendo nuestra economía. BanQu rompe el círculo perverso de invisibilidad,  exclusión y pobreza, e inicia un ciclo de visibilidad financiera, acceso a oportunidades y herramientas para salir a partir del esfuerzo y del trabajo, de condiciones económicamente precarias. Esta es una plataforma de identidad basada en blockchain que permite a las personas crear un perfil digital personal compuesto por varios registros personales, financieros o de otro tipo para construir un perfil económico de 360 ​​grados que se puede utilizar en todas las organizaciones.

Una vez que varias organizaciones comiencen a colaborar, utilizando la misma base de datos compartida, podría hacer que todo el proceso de ayudar a quienes más lo necesitan sea mucho más eficiente, efectivo y económico ya que les daría un perfil económico que podría utilizarse para otras actividades.

He sostenido por muchos años que a veces las personas que menos tienen, solo necesitan que alguien crea en ellos, una sola vez, y aprovecharán la oportunidad sin dudarlo. BanQu es mi manera de creer en ellos y hacer algo para cambiar un problema que puede estar sobre diagnosticado, pero que no por ello está más cerca de ser resuelto. 

"Angelica
Blog

LAS MUJERES TOMAN LA INICIATIVA

En lo que va del año hemos atestiguado el triunfo de algunas mujeres que han logrado posicionarse en dónde antes sólo habíamos escuchado hablar de hombres. Estas mujeres capaces de  derribar barreras, estereotipos y abrir una puerta más para transitar hacia la equidad de género son hoy la inspiración de millones de niñas que están presenciando un cambio real en la construcción de un mundo más justo y  en equilibrio. El 2021 se  perfila como un año de cambios, en el que sin duda las mujeres estarán al frente de varios de ellos. Basta con mencionar a Kamala Harrys quien se convirtió en  la primera vicepresidente de Estados Unidos. Sarah Thomas, la primera referee en la historia del Super Bowl y Whitney Wolfe Herd, la directora ejecutiva y cofundadora de Bumble ,  quien hace unos días se convirtió en la mujer multimillonaria más joven del mundo después de que la compañía de citas online se hiciera pública en los Estados Unidos.

Aunque hay varias aplicaciones de citas disponibles en línea, Bumble sale de lo ordinario y a diferencia de otras aplicaciones de citas, en esta solo las mujeres pueden hacer el primer contacto con usuarios masculinos. Bumble le da el poder a las mujeres de tomar la iniciativa, algo poco común en el mundo de las citas en Latinoamérica  y que representa un reto pues requiere romper con los estereotipos y barreras culturales. Priti Joshi, directora global de estrategia de Bumble en 2019 declaró:  “Bumble se creó como resultado de querer algo mejor para las mujeres jóvenes. El equipo vio de primera mano lo dañinas que pueden ser las redes sociales y quería que hubiera una opción en internet basada en la bondad y diseñada para empoderar a las mujeres”, en donde también encuentren una mejor amiga, establezcan una conexión comercial a través de la aplicación y puedan hacer una conexión de sintiéndose seguras. Darle el poder a las mujeres resultó ser un éxito y el tweet de Wolfe Herd el jueves 4 de febrero lo confirmó: «Hoy, @Bumble se convierte en una empresa pública. Esto solo es posible gracias a los más de 1.700 millones de primeros movimientos realizados por mujeres valientes en nuestra aplicación y las mujeres pioneras que nos abrieron el camino en el mundo empresarial. Las acciones de Bumble Inc, el propietario de la aplicación de citas donde las mujeres dan el primer paso, se dispararon un 67% en su debut comercial a 72 dólares a la 1:03 pm en Nueva York, dándole un valor a  Whitney Wolfe Herd, de tan sólo 31 años de edad, de 1.500 millones de dólares.

Estoy segura que este 2021 seremos testigo de más historias de éxito de mujeres emprendedoras que logran romper barreras, destruir estereotipos y ayudar a la construcción de un mundo en equilibrio y para hacerlo debemos seguir trabajando , aún no podemos cantar victoria, el 2021 también representa un reto. Estamos en al construcción de una nueva normalidad y la pandemia nos 

La crisis causada por la pandemia COVID-19 ha demostrado los grandes desafíos que tenemos como sociedades, haciendo más evidentes las desigualdades de género: no es novedad que las mujeres sean las más afectadas por el aumento del desempleo, la pobreza y la sobrecarga del trabajo no remunerado.  Las mujeres han perdiendo su trabajo a un ritmo mucho mayor que los hombres. La tasa de desempleo de las mujeres en Latino América y el Caribe será del 15,2%, casi 6 puntos porcentuales más que en 2019 (CEPAL/OIT, 2020 y proyecciones de desempleo).  La pandemia COVID-19 afectó negativamente al 87% de las empresas mundiales lideradas por mujeres. Según la Organización Mundial del Comercio (OMC) El 42% de las mujeres emprendedoras trasladó sus modelos de negocio al universo online este año, mientras que el 37% está desarrollando nuevos negocios que responden a las necesidades del lugar y el momento, y el 34% identificó nuevas oportunidades de negocio durante la pandemia.

Se estima que aproximadamente 107 millones de mujeres en América Latina podrían estar en la pobreza como resultado de esta crisis y casi 15 millones más de personas ahora tendrán que soportar la pobreza extrema (CEPAL). La pandemia nos  ha dado a los latinoamericanos un duro recordatorio de los costos de permitir que los estados sean ineficaces y que los mercados laborales permanezcan injustamente segmentados. Ha profundizado viejas desigualdades y creado otras nuevas. 

La pandemia amenaza con erosionar los importantes y constantes logros de las últimas dos décadas. Los bloqueos globales y los cierres de escuelas han incrementado el trabajo de mujeres que ya realizan el 76% del total de horas de trabajo de cuidado no remunerado antes del encierro. Las desigualdades de género existentes han obligado a muchas mujeres a dejar sus  trabajos remunerados o esfuerzos educativos porque deben encargarse de las necesidades que ahora se presentan en casa y se sienten con la responsabilidad de estar a cargo del cuidado de la familia.

"Angélica
Blog

EL MUNDO POST COVID TIENE ROSTRO DE MUJER

La pandemia nos ha afectado a todos, pero no de la misma forma. El COVID-19 modificó las costumbres sociales y rutinas de trabajo. En lo laboral, hubo quienes (particularmente aquellos en los que domina la innovación, el talento, la creatividad) pudieron adaptarse más rápido y de manera más eficiente al trabajo en casa, mientras que otros, los que requieren de esfuerzo físico, con menor remuneración, particularmente aquellos fincados en la economía informal, que simple y sencillamente eran incompatibles con la modalidad de home office. La pandemia nos ha encerrado más tiempo del que pensamos, pero entre hombres y mujeres, la circunstancia no ha sido la misma. Ejemplo de ello es que la violencia doméstica se ha disparado desde el inicio de la pandemia: un incremento de 27.4% en 2020 versus 2019. En suma, el golpe del COVID-19 no ha sido igual para ricos y pobres, potencias y países en desarrollo, hombres y mujeres. 

Si el impacto ha sido desigual, la recuperación también está resultando asimétrica: los países que cuentan con enormes presupuestos para inyectar dinero a la economía y paliar los efectos de la pandemia, tendrán un rebote en forma de V, mientras las economías más pobres o endeudadas, tendrán que optar en la próxima década entre robustecer el sistema de salud, o invertir en infraestructura; pagar el servicio de la deuda, o invertir en ciencia y tecnología. 

La brecha también será más profunda entre las personas en función del ingreso. Los más de 1.4 millones de empleos que México ha perdido desde el inicio de la emergencia económica en 2020, son en su mayoría plazas que ofrecían de 1 a 5 salarios mínimos, es decir, la pandemia le quitó el trabajo a quien más lo necesitaba. La consecuencia es una mayor desigualdad en la distribución del ingreso y una recuperación económica segmentada. 

Tenemos una responsabilidad de cara a este diagnóstico. Si todo indica que la pandemia ha tenido un impacto tan dispar, debemos asegurarnos de equilibrar la balanza. 

En especial, a las mujeres empresarias nos toca velar porque esta dispar recuperación post COVID-19, no haga más profunda la brecha entre hombres y mujeres en el plano laboral. Por el contrario, es momento de entender que así como la pandemia aceleró décadas la penetración de la tecnología en el comercio o la dinámica de trabajo a distancia, esta puede significar una oportunidad para que las mujeres ocupen posiciones estratégicas, de decisión; que tengan visibilidad financiera, independencia, nombre propio y autonomía económica. Solo con acciones afirmativas será posible el equilibrio de género. 

Las mujeres seremos clave en la reconstrucción económica post COVID-19, no tengo duda, pero sería más útil para todos -hombres incluidos-, que nuestro rol fuera laboralmente reconocido y financieramente visible; que la histórica brecha de género no se ensanche.Por cada maestra dando clases en línea, por cada doctora salvando vidas en la sala de urgencias, por cada investigadora que ha seguido aportando luz y entendimiento, por cada vendedora que de alguna manera ha logrado sobrevivir al encierro, por cada mujer haciendo home office y cada una de las que ha tenido que salir a la calle, tomemos nota de la oportunidad histórica ante la crisis, del momento disruptivo en el que podemos hacer que la recuperación tenga rostro de mujer. De los años que nosotras podemos robarle hoy al futuro, para cerrar la distancia entre nosotros. 

1 2
About Exponent

Exponent is a modern business theme, that lets you build stunning high performance websites using a fully visual interface. Start with any of the demos below or build one on your own.

Get Started
Instagram

[instagram-feed]

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound