Angélica Fuentes

Angélica Fuentes

Los emprendimientos femeninos cobran fuerza en EU

Texas, 14 septiembre.-  En la búsqueda por encontrar su autonomía financiera y dejar atrás los patrones de inequidad, es que los emprendimientos femeninos surgen como una opción de empoderamiento vital.

Y es en este punto en donde merece la pena externar todo mi reconocimiento al sexo femenino por la consistencia y tenacidad que las ha llevado a ser casi 130 millones de mujeres al frente de una empresa a nivel global. 

De acuerdo con el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el número de mujeres que dirigen negocios actualmente, es 114% mayor con respecto a hace 20 años.

Sin embargo, el impulso que tienen las mujeres emprendedoras es variable de acuerdo a la región del mundo en la que se desarrollan. 

Mientras en América Latina vemos que la tasa de participación femenina en emprendimientos es de 17.3%, no se compara con el estado actual de emprendimientos en Estados Unidos. 

Hasta 1,200 nuevos emprendimientos diarios

En el entorno estadounidense, las mujeres lanzan más de 1,200 nuevos negocios todos los días. Y en California, se encuentran 1.3 millones de propietarias de empresas.

América Latina es una región con potencial para impulsar el emprendimiento femenino, siendo los mejores cinco países para su desarrollo Colombia, Chile, Argentina, Brasil y México. 

Pero lo que ha hecho de Estados Unidos un “paraíso” para los emprendimientos femeninos, tiene que ver con aspectos de índole cultural y desde luego, con políticas públicas que se centran en impulsarlos.

Cultura y política pública a favor de los emprendimientos femeninos

En ese sentido, Alan D. Solomont, ex Embajador de ese país en España y Andorra, ha tenido a bien precisar que el éxito del emprendimiento en la Unión América radica en que el país ama a sus emprendedores. 

Les concede un estatus más alto y ofrece mayores recompensas que ningún otro país del mundo. No en vano han sido incubadores de modelos exponenciales y de algunas de las empresas más icónicas en la historia moderna. 

Por otro lado, la arquitectura de políticas públicas que han sustentado cuidadosamente con un marco legal, relaciones institucionales y estímulos financieros, son los elementos clave que no solo respaldan el esfuerzo de las y los emprendedores, sino que los motiva a seguir creando. 

Una de las más grandes lecciones que podemos aprender del ecosistema emprendedor de Estados Unidos, es que sus beneficios no son privativos ni exclusivos de un solo sector. 

Ese sector que pensaríamos podría ser discriminado, es uno de los que mayor empuje y estabilidad está dando a la economía norteamericana.

Y es bien sabido, de ahí el que se sigan impulsando los emprendimientos femeninos en la Unión Americana.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound